Great white sharks on every dive at Guadalupe Island topped only be 100 sealions waiting for us…

The young sea lions did bite softly in my hood and my mask. There are very elegant and fast swimmers and really cute.
Torsten K.
THE BEST DIVE OF MY LIFE!!! (Diving with the sealions at Cedros Island on the Nautilus Explorer)
JOERN.
The combo trip Guadalupe-San Benitos-Socorro has been so far excellent!! White sharks on every single dive on Guadalupe, today we had over 100 young sealions waiting for us, during the briefing we could see them trhoug the window, it was at least 60 sealions all waiting for us and once we got in the water they all start picking groups of diver and wwe all got aat least 15 to 25 sealions all over our cameras and dive gear!! Great Dives!! All this happen in less than 10 mts of water.
Water was 23C Vis was low but we had them in our faces all the time! As low as 15 mts… Very Sunny day.
A little bit of wind from NE.
DM Joel IHO
We started our trip with three amazing days of cage diving with Great Wites. And after that, we thought, it could not get any better. But it did! The afternoon dive today will make it to the top 5 of my all-time favourite dives (out of 330)! We spent an hour playing with dozens of sea lions that were so active that our head was spinning afterwards. They were playing with each other as well as with us. Especially my video lamp was highly attractive to them. And the best way to inspect it was of course biting it. Just as they did with our hoods, fins, gloves, and everything that would fit into their mouths. It was absolutely amazing!
Sebastian and silvia (Germany)
Miercoles 7
Dormi mal porque había comido demasiado por la tarde (que lo tomen como cumplido para el cocinero que me do la receta para su salsa con cilantro, pimientos verdes, leche y crema también)y porque compañero Thorsten roncaba mucho (que cortes que ya me haya ofrecido Ohropax en colores diferentes para mi oído).
Carmen me mostro los mensajes de Londres; las intimidades in castellano los oficiales no puedan leer, pienso conocimientos de la lengua local y rango parecen tener relación invertida
No puedo comer desayuno; nada antes del primer buceo, unas frutas después. Pasamos todo el día en San Benitos. Horas de bucear con docenas de lobitos marineros amabilísimos que parecen muy felices haber encontrado un poco diversión y compañía. Es increíble como ellos puedan nadar con tanta diligencia en esa velocidad. Y cuanto se interesan y entusiasman para jugar contigo! Unas de las horas mas encantadas de mi vida! La temperatura del agua aun frio, 19 grados
Los libros del buque no valen muchos; probablemente es con esos como con empleados en empresas grandes (especialmente demasiadas grandes, como ese NHS∑): los peores quedan y los mejores desaparecen (en las bolsas de los huéspedes) ˆ total que el nivel empeora continuadamente. Lo dudo que los otros sufran mucho.
Por el momento me castigo con el libro „El Sexo y el Vaticano que es una cima de vulgaridad  y leo de vez en cuando frases de el en el salón común para la diversión de mis con buceadores. Que gracia que lo termine en un día, espero. Como truculacion del azar encontré mi rosario del madre perla, regalo de un amigo brasileño y pensado perdido por muchos meses, en la bolsa de una chamarra, por la tarde, cuando me senté para leer ese panfleto; y madre perla veía toda el dia mientras buceábamos en las conchas.
No tenia mucha suerte con mis libros en ese viaje: primero un libro que había debido sacado hace anos en una librería barata de la Avenida Corrientes en Buenos Aires  trataba en seis cientos anos las durezas de la vida de una hembra madrileña y no lugar común imaginable faltaba en eso malgasto de papel (tan malo que lo dejo, pero terminado, en el tren de San Luis Obispo hasta San Diego). El próximo era un tomo del mismo volumen con contenido diferente, pero igualmente feo: regalo de mi amigo Ingvar, la descripción de una vida realmente perra de un campesino paludero en Icelandia: seis cientos paginas beber trago por trago la pobreza, la miseria, los sacrificios, la abnegación, la muerte, la violencia y, no lo olvidamos, de la irreligiosidad de gente bajísima. El autor recibió el premio Nobel ˆ hace muchas décadas. Ingvar me dijo que probablemente serio el mejor libro que había leído. Le dedique a su respeto unos días con muchas horas para sufrir por el fato islandes. Terminado con el sexo Vaticano solo me quedaran los cuentos cortos de Ernest Hemingway, regalo del Rodney que pudiera aludir con eso libro a los sufrimientos de parejas desdichadas que Hemingway tan bien sabe describir ˆ supondría yo.
Pero no estoy aquí para delectarme con triunfos literarios.
Quedan los buceos y el rosario resuscitado.
Martes 6
Despues de tres días disfrutar tiburones grandes en aguas heladas, enjaulados, habíamos zarpado ayer después del ultimo buceo. Nadie podría quejarse de no haber visto unos tiburones ˆ y casi siempre unos lobos marineros también ˆ en cada buce. Yo solo aprendi apreciar eso cuando unos conbuceadores mi dijeron que hubiera acontecido también que no habriamos visto nada ˆ esos pezones peligrosos no siguen ordenes de aparecer. Los divemasters trabajaban muy duro de cebarlos con trozos de atun, u otro pescado, congelado, que rasparon en las jaulas, dejándonos en nubes de sangre y mousse de atun (capitán Tim me dijo que el pescado ese no seria bueno para consumación humana cuando le revele que a mi me gustarían eso trozos grandes también, en lugar del pollo para cenar). Pero, como habíamos visto, valia la pena. Aun pienso que mi traje de neoprena huele de pezcado∑que gozo para el próximo tiburón que encuentre ˆ espero que en jaula
Todo era muy bien organizado. Divemaster Joel hizo un horario que cambio cada dia para que cada uno o cada pareja tuviera sus tiempos en jaulas diferentes (tenemos una para cuatro y otra para dos) y a completamente diferentes tiempos cada dia. Por supuesto ˆ una pareja se sentía defraudada y no ceso de quedarse; lindo que tenia yo la suerte de hacerme testigo y de ver la cara honeste y soprendida de Joel en ese momento que obviamente no había anticipado que su horario dejara lugar para quechas. En el primer momento posible después le dije al oído que le prometeria que dentro de una semana supiera por que yo tuve el deseo ardiente de salir de Alemania tan pronto como había terminado con mis estudios (libres – y gracias por eso todavía).
Corriendo por la noche (aquí aparentemente posible como tenemos un buen capitán, Tim, y mapas del océano; no como en Raja Ampat donde el capitán era el jardinero del propietario del buque ˆ pero tengo que admitir que le habían pagado un curso para manejar un buque después de haberse hecho especialista de céspedes ˆ y no solo unos arrecifes faltaron en las mapas, lo que sentimos fuerte cuando nos corrimos en uno a toda velocidad, mientras desayunamos, y cuando estuve a punto de hacerme histérico, el propietario, que no interrumpió su masticación, juzgo „que quieres, o el buque se estropea o continuamos. (después de eso, siempre dormía afuera, pensando que eso aumentaría mis posibilidades de salvarme y sobrevivir, como corrimos por las noches también, ciegos)  una ciudad no era en el lugar de la mapa tampoco, y nos faltaban comida y gasolina Que me disculpen el desvio  en ese viaje se puede dormir tranquilamente. Adentro.) vemos la isla de Cedros por la mañana. El capitán sabe que lleva una horda de alemanes, muy conscientes de un horario preciso, y dejamos caer el ancla cinco minutos antes de las diez.
Mientras admirabamos la isla encantada en el sol rhododaktyla (que pena que la proprietaria del epiteton homérico no acuerde con el sexo del sol en castellano)vemos de repente una oleada de criaturas gritando, precipitándose de la playa y acercándose rápidamente hacia nuestra nave. Que pasa? Tienen los naufragios orejas pequeñas ˆ pero no estamos en las costas de Africa, tienen caritas lindas ˆ pero no estamos en las costas de Cuba (Tigre, quieres anadir algo?), hacen mucho ruido ˆ pero no estamos cerca a Italia o Brasil tampoco. Son muchos lobitos marineros que quieren conocernos! Muy monos, muy amables.
Unos minutos mas tarde estamos en el mar que parece un poco mas templado aquí. Los cachorros lobitos nos esperan cerca a la playa, jugándose. Ya nos había avisado el Tigre que sean animalitos muy dispuestos para tocarse y tocar a todos sus visitadores. Como se dice? Como no tienen manos explorativas sino aletas, no se manosean sino se alatean? Thorsten y yo tenemos suerte también que no tengamos que compartir nuestro grupo de lobitos con otros seres humanos, especialmente ellos con las cameras, estamos los únicos y podemos disfrutar casi una hora de los juegos de los cachorros. No pienso que nunca en mi vida haya visto algo tan encantado y amable. Tienen caras tan monas, se mueven tan elegantes, se comportan muy amables y inquisitivos con nosotros. Tengo guantes gruesos y cuando les doy una mano, la muerden delicadamente. Podria yo mirarnos horas y horas mas.
Merienda. Buena hora de descansar. Despues tenemos „piscina abierta‰ como dice el capitán.
Primero pasamos buceando otra hora, terminamos en un grupo de cachorros marineros un poco mas desarollados que no quiere ya chuparse todo y todos todo el tiempo (por que entonces el emperador Tiberio no se capricio compartir su banadera con lobitos marineros en lugar de alternativas inmencionables?). Ya cae el sol∑la mañana era mejor para ver todo; cuando volvemos al buque tiene Thorsten la buena idea de regresar con snorkel inmediatamente antes de que se haga demasiado oscuro. Lo hacemos, nos encantamos otra hora con los niños, revoltearnos y acariciando de vez en cuando su pelo muy suave (ellos responden haciendo sus mordacitos en la mascara o cualquien otro lugar que puedan alcanzar).
Los divemasters se muestran desilusionados cuando les confeso que esas horas encantadas me hayan gustado mucho mas que los días enfriándome en jaula con los tiburones malvados cuyos mordazos no hubieran sido muestras de amistad y amabilidad sino pruebas del pecado mortal de la gula.
Alvarito, me dijeron que había recibido un mensajito detigo. Aun no lo he leído, pero continua por favor. Esos lobitos marineros son casi tan lindos como nuestros niños cachorros, Djihad y sus compañeros del Sagrado Corazon!
Antes  ya enviado
Muy buen dia.
Tenemos el primer turno de bucear, empezando a las 8, a la salida del sol, y los consiguientes a las 11 y 14. Muchos tiburones y unos lobos marineros que no parecen en ninguna manera intimidados por sus mataderos potenciales; en contrario, toman el pelo de los tiburones y es obvio que les gusta posicionarse con gran velocidad por unos momentos muy cerca a los hocicos de los tiburones. Dicen, los iniciados aqui, no los animales alla, que a la caída de la noche los papeles cambian y los lobos tienen que cuidarse mucho mas. Pero por el momento todo parece un juego inocente y divertido para todos, nosotros incluidos.
La tripulación nos mima ˆ Carmen nos espera con bebidas calientes cuando salimos de las aguas heladas; que encanto. Nunca pudiera disfrutar un chocolate caliente con los guantes de neoprena todavía puestos ˆ pero nunca tuviera tampoco que bucear a esas temperaturas bajas (tal vez por eso se llama Baja California). Como siempre en la perra vida trabaja(n) la(s) chica(s)mas dura(s) que los hombres cuyo único sufrimiento y sacrificio parece enfriarse para nosotros encima de las jaulas que nos protegen de los peces sangrechupantes que nos circulan casi todo el tiempo.
Las sombras oscuras sobre el pasado misterioso del divemaster Tigre aun no se han aclarado; en contrario ˆ ni siquiera esta dispuesto revelarnos su nombre civil. Tal vez sea Julian Darien, pasándose nueva vida aquí. Constata que es cubano, contesta que no haya leído no nunca tenido noticia de la novelita de Horacio Quiroga sobre el chico (uruguayo) que era un tigre; tampoco lo veo beber mate (prueba irrefutable de ser uruguayo). Observamos con cual diligencia trata el océano, con que experiencia juega con los tiburones; se la ceba, se la calienta y se salva de una tiburona gorda que nos mira con ojos de glotona (ojos malvados, frios que siempre me recuerdan de un jefe administrativo en mi trabajo, creatura cretina y fría también). Con esos habilidades nuestro Tigre facilmente hubiera podido cruzar los mares entre Cuba y Mexico huyéndose de los guardias revolucionarias, llegando a Mexico, revolviendo el camino del Fidel líder máximo en su yate Granma, nadando, manteniéndose a raya los tiburones-auxiliadores del gobierno castrense.
La merienda con enchiladas y confeso al cocinero orgulloso (con todo derecho)que sean mi plato favorito mexicano, y que hace unos pocos días solo había preguntado a mis familiares en California (provincia mexicana robada y poco a poco recuperada hoy)por que no podemos comer enchiladas cada dia.

Share your thoughts